Archivos para 30 junio 2007

El cochecito lere

Son muchos los coches que hay en el mundo, y según he visto en este blog, hay coches frikis a cascoporro. Jaime Janer los recopila en su página, en la que hay descubrimientos alucinantes (ojo al coche de Picasso).

Yo os dejo con el enlace y con una foto de uno de los mejores modelos de la historia al lado de Herbie, Chiti-chiti bang-bang, la Pussy Wagon o el Batmovil: (Queremos que vuelva McFly!!!).

el delorean

Ala, la web de coches frikis, impacientes: PINCHAME.

Y yo mientras tanto, sin coche aquí arriba en mi azotea.

Títulos de crédito (IV y ¿fin?)

 Más vale tarde que nunca, pero ya es hora de cerrar (aunque puede que no sea definitivamente) la serie de Títulos de Crédito que empecé hace un tiempo. Por eso, os pongo otros tres videos para que perdaís el tiempo los que trabajaís en verano y os dejeís de tostar los que estaís tiraos a la bartola en la playita o la piscina. Ale a disfrutar:

Los de Toro Salvaje, un clasico con Robert de Niro bailando en el ring

 Atrapame si puedes. La peli en dibujos animados al estilo de los 70-80

 El Club de la Lucha. Un traveling alucinante desde una neurona al cañon de una pistola. Fincher es un fenómeno, ojito con él.

Y mientras tanto, aquí sigo, tirao en la azotea.

Puchi-Puchi

puchipuchiLos japoneses de vez en cuando nos sorprenden con uno de esos inventos que además de inservibles, son la leche. Esta vez a sido el Puchi-Puchi, un llaverito que nos lleva a un mundo increíble de sensaciones y bienestar.

Todos hemos sido presa alguna vez en nuestra vida del famoso plástico de burbujas que envuelve las cosas delicadas (Una estatua ya para quien lo inventó, y un foso a quien lo usó con las figuras de Lladró). Pues ahora, los japos, que son muy duchos en esto de los negocios, han inventado el Puchi-Puchi, un cacharro para saciar las ganas de estallar burbujitas.

Toda la información del cacharro en el Gadgetoblog.

Y yo mientras tanto, burbuja por aquí, burbuja por allá, sigo en mi azotea.

La caló, y con ella las vacaciones

Ya llego el verano, ya llego el calor. Con el calor llega la piscina y con la piscina la toalla, la crema y los balones Nivea. Unos se quedarán trabajando (un minuto de silencio por ellos), otros se irán a la playa -“¿Cuánto faltaaa?” -otros a la montaña, y los mas modorrones, a la piscina, que queda más cerca de casa.

Bueno, yo mientras pueda seguiré contando mi verano en la azotea, como me quemo, me pelo y me vuelvo a quemar. Además también contaré mis bajadas de azotea a currelar con Gomaespuma.

Vosotros pasadlo bien, o por lo menos intentarlo que sale barato, y pasaros un rato por aquí  y por las direcciones que veis a vuestra derecha que no cuesta na de na.

Y mientras vosotros os tostáis, yo aquí sigo, en mi azotea.

El interior de los colchones

Para el que no lo sepa, además de estar en una azotea a punto de tirarme, entre digresión y digresión, estudio periodismo. mejor, voy a clase de periodismo, bueno tampoco diría eso. Es más, periodismo y punto, que es más fácil.

Este verano haré prácticas, y no en un sitio cualquiera. Las voy a hacer en un peazo de pograma de radio conducido por dos tipos con orejas que están lo que se dice un poco tocaos del lugar desde el que escribo.

Bueno pos-eso, voy a trabajar en Gomaespuma desde el lunes hasta final de julio, que ellos se despiden y a mi me mandan a otro lao, pero eso será otra historia.

Pa abrir boca a los hambrientos, un video que a mi me encanta, el del triste (“dame un besito…” “ale, que te calles la boca ya!!!”)

Y yo, eso, aquí sigo en mi azotea hasta el lunes que empiezo, ya os contaré

Mensajes a distancia y en proximidad

La comunicación no verbal. Davies, Flora. Alianza Editorial. (Págs. 119-120):

Hall cree que el ser humano no tiene solamente un sentimiento muy arraigado respecto al espacio conveniente, sino una necesidad real y biológica de él. La importancia de esto queda demostrada en estudios de población hechos sobre animales.

Hasta hace poco tiempo, los científicos creían que el crecimiento demográfico de las especies salvajes estaba determinado por una combinación de cantidad limitada de alimentos y depredadores naturales.

Por lo tanto, predecían que si se producía una superpoblación en la tierra, sobrevendría el hambre mundial, y las guerras por los alimentos rápidamente reducirían el numero de habitantes. Pero ahora se sugiere que el espacio puede ser una necesidad tan acuciante para el hombre como el alimento.

En experimentos realizados con ratas, se ha observado que mucho antes de que se presente un problema real de alimentación, los animales entran en un estado de tensión tal por falta de espacio, que comienzan a comportarse de una manera totalmente extraña: en realidad, deprimentemente humana.

Los machos se vuelven homosexuales, corren en manadas, violan, asesinan y cometen actos de pillaje; o simplemente se dejan estar, volviéndose totalmente pasivos. Este fenómeno descorazonador se denomina “colapso de comportamiento”.

Y mientras tanto, aquí sigo, estudiando Opinión Pública en mi azotea.

ACTO IV, ESCENA PRIMERA

De cómo el hilo se convirtió en soga, y la soga en arma.

(Estando dispuestos los diputados en la sala y con gran bullicio de fondo, dos parlamentarios entablan conversación sobre la votación que en un breve lapso de tiempo se producirá.)

Señoría 76: Y cómo será esto, que las apuestas sumergidas dan por ganador al sí, aunque fácil de decir resulta, visto el cuadro oscurantista en el que nos encontramos.

Señoría 85: Yo aún diría más, como Hernández y Fernández, si sale no, gran alboroto supondría, pues como la cicuta es el documento presentado. Eso si, le seré sincero. Entre su Señoría y mi Señoría, aunque no debiera, yo aposté por el no.

Señoría 76: Qué valor el suyo, pues lo que hace es jugar con fuego, que si alguno se entera, mañana a medianoche su Señoría se batirá en duelo.

Señoría 85: Deshojemos la margarita entonces que la sesión empieza y el tiempo apremia.

Señoría 76: Es errónea su expresión, pues no es la margarita la flor a deshojar, sino la rosa con sus estambres, pistilos y sus afilados punzones. Que si no es por este brote maldito, este embrollo no tendríamos. Que como le dije en el Acto II, prefiero mil veces la compañía de un lobo hambriento que lidiar con esta suerte que nos ha tocado debatir.

Señoría 85: (Mirando de reojo a su Señoría 33). Sabias son sus palabras Señoría, pero yo en su lugar cuidaría el lenguaje y estaría con ojo avizor, que en esta sala los oídos son grandes y los cuchillos vuelan de un extremo al otro.

Señoría 76: (Siguiendo la mirada de su Señoría 85 hacia su Señoría 33). Mi más sincero agradecimiento por el consejo que me da, pero mi opinión es que lo que en realidad vuela es España.

Señoría 85: Y con ella la Constitución, pero ésta en polvo como la leche de continuidad.

Señoría 76: Pero la cosa no queda ahí, que también vuela la monarquía, que en breve volvemos a la tricolor.

Señoría 85: Sin embargo ésta vuela en Bussines Class hacia un paraíso mejor.

Señoría 76: Lo peor no es esto. Lo más grave son nuestros sueldos, que volarán sin remedio.

(Se cierra el telón mientras su Señoría 85 saca un bidón de gasolina, y se remoja y su Señoría 76 saca del maletín un revolver del 12).


El Sello

el sello

Agotamiento neurótico con predisposición a molestar

Gente que ha subido

  • 161,137 digresores

Placas-Homenaje en mi azotea

picotas

mosby

lugarteniente mejorando lo presente

lacasitos

Días en los que aquí sigo…

junio 2007
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Las escrituras de la azotea

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.