ACTO IV, ESCENA PRIMERA

De cómo el hilo se convirtió en soga, y la soga en arma.

(Estando dispuestos los diputados en la sala y con gran bullicio de fondo, dos parlamentarios entablan conversación sobre la votación que en un breve lapso de tiempo se producirá.)

Señoría 76: Y cómo será esto, que las apuestas sumergidas dan por ganador al sí, aunque fácil de decir resulta, visto el cuadro oscurantista en el que nos encontramos.

Señoría 85: Yo aún diría más, como Hernández y Fernández, si sale no, gran alboroto supondría, pues como la cicuta es el documento presentado. Eso si, le seré sincero. Entre su Señoría y mi Señoría, aunque no debiera, yo aposté por el no.

Señoría 76: Qué valor el suyo, pues lo que hace es jugar con fuego, que si alguno se entera, mañana a medianoche su Señoría se batirá en duelo.

Señoría 85: Deshojemos la margarita entonces que la sesión empieza y el tiempo apremia.

Señoría 76: Es errónea su expresión, pues no es la margarita la flor a deshojar, sino la rosa con sus estambres, pistilos y sus afilados punzones. Que si no es por este brote maldito, este embrollo no tendríamos. Que como le dije en el Acto II, prefiero mil veces la compañía de un lobo hambriento que lidiar con esta suerte que nos ha tocado debatir.

Señoría 85: (Mirando de reojo a su Señoría 33). Sabias son sus palabras Señoría, pero yo en su lugar cuidaría el lenguaje y estaría con ojo avizor, que en esta sala los oídos son grandes y los cuchillos vuelan de un extremo al otro.

Señoría 76: (Siguiendo la mirada de su Señoría 85 hacia su Señoría 33). Mi más sincero agradecimiento por el consejo que me da, pero mi opinión es que lo que en realidad vuela es España.

Señoría 85: Y con ella la Constitución, pero ésta en polvo como la leche de continuidad.

Señoría 76: Pero la cosa no queda ahí, que también vuela la monarquía, que en breve volvemos a la tricolor.

Señoría 85: Sin embargo ésta vuela en Bussines Class hacia un paraíso mejor.

Señoría 76: Lo peor no es esto. Lo más grave son nuestros sueldos, que volarán sin remedio.

(Se cierra el telón mientras su Señoría 85 saca un bidón de gasolina, y se remoja y su Señoría 76 saca del maletín un revolver del 12).

0 Responses to “ACTO IV, ESCENA PRIMERA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El Sello

el sello

Agotamiento neurótico con predisposición a molestar

Gente que ha subido

  • 160,811 digresores

Placas-Homenaje en mi azotea

picotas

mosby

lugarteniente mejorando lo presente

lacasitos

Días en los que aquí sigo…

junio 2007
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Las escrituras de la azotea

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: