La única Razón

Alguna vez lo tenía que contar. Hay una razón por la que escribo. Hay una razón que me lleva a poder unir unas palabras con otras para crear historias, para inventar cuentos, para explicar hechos.

Hay una razón que me lleva a vivir cada día con una sonrisa en los labios y con la esperanza de cumplir mis sueños. Hay una razón que me llevará a ser la persona que quiero llegar a ser, a parecerme al capitán. Hay una razón para pensar que cuando sea un anciano con manías de anciano y achaques de anciano podré mirar atrás y ver que he cumplido mi palabra y que he vivido como debía.

Hay una razón que, como bien diría Fito, tiene los ojos del color de la Coca-Cola. Hay una razón con el pelo igual de bonito, lo lleve recogido o lo lleve suelto. Hay una razón que viste de verde y siempre lleva el bolso abierto. Hay una razón que tiene el perfil más bonito que jamás he visto. Hay una razón que me llama como solamente ella sabe.

Hay una razón que tiene unas manos preciosas y que conocí detrás de un mostrador. Hay una razón que me lleva y que siempre juega con las llaves del portal. Hay una razón que es espectáculo aunque ella jamás lo llegará a notar. Hay una razón en la que pienso, en la que pienso interminablemente. Hay una razón que saber ser ella misma, y es como mejor puede estar, siendo ella misma.

Hay una razón que llegará donde quiere. Hay una razón que me entiende que no sea el mejor, ni mucho menos, hay una razón que me escucha cuando me bloqueo. Hay una razón que tiene la palabra adecuada en el momento preciso. Hay una razón que es vergonzosa. Hay una razón a la que hice una foto que me recuerda a otra foto que me encanta. Hay una razón que quema lo que escribe.

Hay una razón que quiere al Capitán y a la Abuela Guay, que quiere con locura a sus hermanos y a sus sobrinos. Hay una razón que quiere a todos los que la rodean, hay una razón que se enternece con la gente mayor, hay una razón que tiene un libro dedicado a ella, hay una razón que tiene un sitio que le pertenece en Roma.

Hay una razón a la que quiero con locura, a la que no me importa esperar lo que haga falta. Hay una razón a la que siempre querré, hay una razón con la que soñé.

Hay una Razón

3 Responses to “La única Razón”


  1. 1 actor 26 julio 2007 a las 2:23 pm

    nene a tu lado siempre hasta el final… cuando quieras…
    te quiero

  2. 2 car 15 octubre 2007 a las 7:40 pm

    es increible cm escribes pit!!! cada vez me sorprendes mas!! de verdad q es…buuufff una pasada!!!
    un bsito muy fuerte!!
    no dejes nunca de hacerlo ehhh!!!🙂

  3. 3 Ana Mosby 27 enero 2009 a las 5:43 pm

    Una vez más…vuelvo a pensar…y lo volveré a leer..y tal vez lo riegue con vino de Rioja, porque es el que merece…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El Sello

el sello

Agotamiento neurótico con predisposición a molestar

Gente que ha subido

  • 160,809 digresores

Placas-Homenaje en mi azotea

picotas

mosby

lugarteniente mejorando lo presente

lacasitos

Días en los que aquí sigo…

julio 2007
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Los más vistos de la azotea

Las escrituras de la azotea

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: