Inevitable (3ª parte)

Es inevitable que lea y relea cada palabra del texto enmarcado en azul, que las tortugas corran a la velocidad de los segundos, que los segundos no corran como debieran, que cada día sea más largo porque esperan ser más cortos Es inevitable que quiera limpiar el polvo de mi azotea, que me gusten los libros de Roal Dahl, que me guste su fábrica de chocolate, su melocotón gigante, sus brujas y su ascensor de cristal. Es inevitable que no sepa cuando serán los exámenes que interesan, que sepa los propios, que mire cada minuto la barra de inicio. Es inevitable que sonría, que me abrigue, que tenga más cosas que contar que ayer. Es inevitable.

Y mientras tanto, yo aquí sigo, inevitablemente, en mi azotea.

0 Responses to “Inevitable (3ª parte)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El Sello

el sello

Agotamiento neurótico con predisposición a molestar

Gente que ha subido

  • 160,816 digresores

Placas-Homenaje en mi azotea

picotas

mosby

lugarteniente mejorando lo presente

lacasitos

Días en los que aquí sigo…

enero 2008
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Los más vistos de la azotea

Las escrituras de la azotea

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: