Un brindis por El Capitán (II)

El abuelo dormía la siesta y Pablo, el segundo de sus nietos, no le quitaba ojo de encima. Estaba sentado en la cama, con las piernas cruzadas y la cabeza sobre las manos. Al final también se durmió, aunque su siesta fue más corta, porque cuando abrió los ojos, el abuelo seguía echado y tranquilo. Para no dormirse otra vez, Pablo decidió preparar un juego y quedarse de pie encima de la cama. Cogió la funda de la almohada de la abuela, se la anudó al cuello como si fuera una capa y allí se quedó plantado. Cuando el abuelo despertó, a Pablo sólo hizo falta una frase para que sonriera:

-Capitán, ¿Volamos?

Y mientras tanto, yo aquí sigo, dedicándoselo a un superheroe, desde mi azotea.

1 Response to “Un brindis por El Capitán (II)”


  1. 1 Ana 3 octubre 2008 a las 7:05 pm

    Pues ale, otro marco y una caja más grande… gracias otra vez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




El Sello

el sello

Agotamiento neurótico con predisposición a molestar

Gente que ha subido

  • 160,816 digresores

Placas-Homenaje en mi azotea

picotas

mosby

lugarteniente mejorando lo presente

lacasitos

Días en los que aquí sigo…

octubre 2008
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Los más vistos de la azotea

Las escrituras de la azotea

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: