Archivo para 30 julio 2008

Las otras versiones de lo sucedido

No esperes realismo, no lo hubo. No esperes explicaciones, no la tiene. Pero hay dos versiones más.

El Doctor y su diagnóstico. Junki y sus presentaciones.

Y mientras tanto, aquí sigo todos los días de aquella semana, en mi azotea.

La conquista surrealista de Alburquerque

Oye, tengo pulpo.

Ocho de la mañana de un viernes sin agua en Jaén y yo en Méndez Álvaro después de haber dormido dos horas que no quería dormir. En ¡Alburquerqueeeeee! la noche se resume en bises a un ensayo de Amarillo, desmayos de ron y peticiones de no sonar nunca en los 40. Alguien dice: ¡Qué suerte!

Dos y media de la tarde en Badajoz. Paella, pescado, helado y café a cambio de un cansancio que imposibilita el taxi. No hay más remedio que hablar con el que vende los billetes, con un patriarca gitano venido desde Mérida o con un yonki que recoge firmas. Las buenas amistades siempre fueron lo mío.

Tinto de verano, bocadillos, ron y cerveza que nunca se acaba. Lori Meyers a saco y abajo del escenario una actuación lamentable: ¿Laura Alonso? Carrera y zancadilla divina. No fui el único, pero no hubo explicación. Letras gigantes a las que acudir de vez en cuando a jugarse la vida. Venden discos rotos y hay dos por uno en camisetas. Todo sea por el pop. Doscientas cincuenta fotos y curiosidad.

En Salamanca no entienden que nosotros seamos del CSC y contemos con Virenque en nuestras filas. Los chicos del Saunier Duval y Riccó flipan con las pupilas naturales y los acuerdos hechos en grupo.

Sacrificamos un concierto porque hoy toca Deluxe. La Voz encima del escenario. Nunca había visto algo como lo de esa noche. Quiero un paseo en bicicleta por la playa de Riazor en la banda sonora de mi vida. Que no acaben los conciertos así, que siga toda la noche tocando.

El resto como en un bar. Los de la barra invitan a todos. Saluda la gente de ayer y hay consulta política sobre Cataluña en el Congreso. Despertar y ver un paraguas verde de subidón, falta la bicicleta para que sea el fin de un viaje infinito. Con visiones inexplicables desde una silla y con un desayuno a base de maíz, fuet y zumo a nuestro lado. Nosotros tiramos de vitamina C.

Piscina, sueño, tiendas que no cierran y un perro flauta que se nos une y se queda con una de nuestras toallas.

La vuelta (párrafo a parte):

Vamos en Delorean. Primera parada a veinte kilómetros y sueño a la sombra de las gallinas, en la orilla de alguna playa interior en la que se pone el sol y los patos hacen pie. Nos ofrecen oreja y conejo mientras esperamos la trashumancia y a celebrar el pase a la siguiente ronda en la plaza del pueblo.

Treinta o cuarenta paradas más por la vasta geografía española. Suerte que tenemos a Labordeta en el coche. ¡Un monumento a nuestro conductor y Huracán particular! Hay quien sueña con trabajar en la Academia de la Televisión y hay quien sueña con más temas de conversación para que el cerebro responda.
Fuimos conocidos por todos. Fuimos contemporáneos a algo durante unos días. Fuimos grandes y no será la única vez que lo seamos porque esta vez fue la pretemporada. Nos esperan el año que viene. Nos esperan dentro de dos tocando, haciendo fotos y presentando.

Hay una canción que se convirtió en himno: Lejos de casa de Amarillo:

Yo estuve en Contempopránea dos mil ocho  con cuatro jefazos.

Y mientras tanto, yo aquí sigo como siempre en mi azotea.

Principio de incertidumbre

Empiezan las colaboraciones en la azotea. No podía ser de otra forma. La primera invitada, mi Lugarteniente, que como siempre, anda por el mundo MEJORANDO LO PRESENTE.

Además de tener varios significados como una teoría física y una canción, podría decirse que es el estado en el que se encuentra actualmente mucha de la gente que conozco. Atrás quedaron los apuntes, los trabajos, el “no me da tiempo ni de coña” etc…  pero también los descansos, las cañitas y las risas cuando teníamos el día tonto. Ahora ha llegado la hora de hacernos mayores, de pensar qué queremos hacer con nuestras vidas y cómo queremos llegar allí.

Es el momento de pasar pagina demostrar que no todo en el periodismo está en las teorías ni en la pirámide invertida, sólo los mejores profesores nos han cambiado la forma de ver las cosas, nos han hecho mirar más allá, y seguramente por eso sean recordados por la mayoría.

Esta última ha sido una etapa en la que los problemas más pequeños nos parecían cruciales para nuestras vidas y gracias a algunos, nos hemos dado cuenta que la mayor parte de los problemas que pensamos, no lleguen nunca a aparecer. Porque como dice el vídeo de presentación del Café ultravioleta :”lo que si es cierto es que los problemas que realmente tienen importancia en la vida, son aquellos que nunca pasaron por tu mente, esos que te sorprenden a las cuatro de la tarde de un martes cualquiera.”

Así que poco más. Sólo decir que ha sido un placer compartir con todos vosotros esta parte de la vida, de otra forma no hubiera sido tan divertida.

Ahora hay que salir al mundo a triunfar cada uno en sus facetas, y espero que nos sigamos viendo para contarnos nuestros éxitos. Hasta que lleguemos a ellos el camino no va a ser fácil, pero si no, no molaría tanto. O lo que es lo mismo como dice Mafalda: “La vida es linda, lo malo es que muchos confunden lindo con fácil.”

Y mientras tanto, Mariam sigue mejorando lo presente.

Dos flashes en mi cabeza al llegar a casa

Hoy al llegar y todos los días sigo como siempre, en mi azotea.

Picnic

Hace un año exacto estaba yo pensando en un picnic en un piso vacío a principios de dos mil diez. Al día siguiente lo soñaba pero no lo pensaba. Hoy quizá son los problemas de ver demasiado la tele. Seguirá pasando.
¿Pensamiento o sueño?
Apostaría cinco céntimos a la vida.

Y mientras tanto yo aquí sigo como siempre en mi azotea.

Muchas cosas que debía

Hace más que mucho que había desaparecido, pero no. No me he tirado de la azotea, sólo faltaba. Estaré dando el coñazo mucho más tiempo por aquí. Me lo ha pedido, y yo a cambio sólo puedo hacer caso y dar una moneda de cinco céntimos todos los días. Faltaría más.

Etiopía ultravioleta
Hay muchas cosas de las que escribir. Por ejemplo de Jesús y Leti que con la mochila y el bocata de chóped de aceitunas se han ido con las Hermanas de la Caridad a Etiopía. Así con sus dos bemoles. RMT lo cuenta bastante mejor que yo en su blog, así que eso que me ahorro. Pero chavales, volved enteros para daros el abrazo que no pude daros cuando os fuisteis.

Colaboraciones
Más. Algunos lo habéis visto ya. He empezado una colaboración que debía desde hace mucho. La movida salió sola y además me gusto que la primera franquicia de la azotea fuera en un blog como este, que además de ser más que bueno y tener un autor que es un fenómeno, un amigo y en algún momento fue un profesor cojonudo, de vez en cuando escribe cosas que dice palabras que no se merecen. Habrá más.

Además, luego llega un amigo, y digo bien; amigo, aunque haga mil que no hable con él, que coge y no sólo te pone por las nubes el texto, sino que encima lo mejora. Dice las cosas que quería decir y no conseguí. Éste si que es un crack escribiendo.

La Jefa
Y hablando del Rey de Roma, un anuncio que no dudo que él ya sabrá, pero para los demás. La Jefa, Luján Argüelles ha dado por fin el salto a lo grande, el salto que merecía desde hace bastante. Empieza Password en Cuatro. Aquí el video de presentación. Habrá que verlo, y todavía el Rey de Roma va a participar del tirón.

Total que una vez dicho esto, se da por supuesto que este verano no vuelvo de becario a La Orilla. Mi último verano de becario doy también, como La Jefa, el salto de medio pero yo, no de casa. Estoy en informativos de Antena 3, en el de madrugada, pero ya os contaré esto y de paso prometo un post sobre la Uni, que han sido cinco añitos majos de los que tengo que hablar aquí.

El juego de Zafón
Hoy he terminado el último libro de Carlos Ruiz Zafón, El juego del Ángel. No es el primero que leo de él. Antes había leído La sombra del viento y dos de los que escribió hace muchos años para chavales: El Palacio de la Medianoche y El Príncipe de la Niebla. Lo he terminado y me ha dado la sensación de haber estado leyendo lo mismo que en todos sus libros.

 

El juego del angel

No diré que es mal escritor porque no lo es, pero desde luego no es el autor que la crítica pretende que sea. Escribe Best-Seller que enganchan, pero es fácil. Juega a vender en vez de tirar de los diálogos por ejemplo, cosa que hace muy bien. Siempre usa personajes que no sirven de nada, que pasan sin pena ni gloria por el libro. Además, otros personajes que parece que tienen más peso, son del todo prescindibles, y únicamente sirven para  estirar la trama.

Lo que más me duele de El juego del Ángel es que después de dedicarle unos pocos viajes en autobús y en metro de repente acaba. Y no lo digo porque te quedes con ganas de más es porque te quedas con ganas de que no te tome el pelo con un final que con apariencia de abierto no hace otra cosa escapar de hacer redonda la historia, de atar cabos. La trama a la que ha estado dando vueltas durante todo el libro, Zafón la no-resuelve en unas pocas páginas escritas como si no le apeteciera seguir escribiendo.

No se, es un libro de playa, pero ya está. Pero bueno, ya que hablamos de libros, lo mejor que puedes hacer si quieres leer este verano es irte a Neblí si vives en Madrid o a cualquier otra librería de Troa que hay por España.

El Incidente de Shyamalan
El otro día cometí un error que no me esperaba. Fui al cine a ver El Incidente. No caigas como yo si todavía estás a tiempo. El Sexto Sentido me gusto bastantito. El Protegido mucho más. Señales me pareció una tomadura de pelo interminable. Con El Bosque volví a ilusionarme con el director indio. La joven del agua no la he visto. Ahora llega su nueva película y me encuentro con un guión absurdo y ridículo, sin sentido alguno. Con una película sin final y no por dejarlo abierto en plan: “piensa lo que quieras”, es más bien en plan “pues cortamos aquí y punto, que nos vamos de metraje”. No merece que diga más, y no diré más.

Campeones de Europa
Mucho se ha hablado de la Eurocopa, y todos los sitios por los que acostumbro a pasarme todos los días también, así que sólo comentaré dos cosillas que me han llamado mucho la atención de la Eurocopa que se ha marcado la selección.

Primero una cosa que me dijo el Señor Lobo, Duque por su casa. Dice y yo me apunto que, los dos equipos que han hecho el mejor fútbol en los últimos años, a saber: la selección de la Eurocopa y el Barça de la Copa de Europa de Rijkaard han tenido como mejor jugador a Xavi, y eso dice mucho del fútbol bonito y de un jugador al que jamás se le ha valorado lo suficiente porque juega para los demás.

De este comentario voy a un artículo que publicó Marca, si no me equivoco de Santiago Segurola, después del partidazo contra Rusia. En él se trata lo que debe el fútbol español a Cruyff y a su forma de entender este juego. No lo encuentro ahora, pero es para tomar nota.

La otra cosa que quería decir de la Eurocopa y que me extraña que no haya dicho nadie en ningún medio es: el acierto en los cambio de Luis. En todo el tiempo que llevo viendo fútbol, no he visto a ningún entrenador acertar en absolutamente todos los cambios hechos en un campeonato (quito la Liga por larga y por distinta mecánica). En la Eurocopa todos en cada cambio decíamos “que cambio más raro, lo lógico sería…” Efectivamente, lo lógico, pero no lo bueno, y eso Luis si lo sabía, y por eso no hizo un solo cambio malo. Un apoyo bien grande para ganar una Eurocopa.

Después de toda esta cháchara me despido a más ver, que será en breve seguro.

Y mientras tanto, ya sabes que yo sigo como siempre en mi azotea.


El Sello

el sello

Agotamiento neurótico con predisposición a molestar

Gente que ha subido

  • 161,230 digresores

Placas-Homenaje en mi azotea

picotas

mosby

lugarteniente mejorando lo presente

lacasitos

Días en los que aquí sigo…

julio 2008
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Los más vistos de la azotea

Las escrituras de la azotea

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.